Translate / Traducir

6 de marzo de 2014

Solución al aflojamiento del escape del Smart Fortwo 450



Hola Smarteros!!!!

Los que conocemos estos vehículos y leemos sobre los problemas más frecuentes que presentan, seguramente hemos oído hablar del aflojamiento de la unión colector a escape que se presenta en la versión Fortwo 450 y según he leído en los foros, ocasionalmente también en el Roadster. La versión 451 (modelo actual del Fortwo) presenta un sistema de sujeción diferente, con muelles que mantienen la unión de estos elementos, aportando cierta flexibilidad a la misma, compensando las dilataciones y contracciones que presentan los materiales con los marcados cambios de temperatura que sufren estos componentes. Por este motivo tampoco podemos usar tuercas autoblocantes con anillo plástico, porque no soportan las elevadas temperaturas del escape. 

Si buscamos información en foros especializados encontramos como recomendación más frecuente para la solución del problema, el cambio de los espárragos roscados del colector de escape y la colocación de nuevas tuercas de cobre. Lamentablemente esto tiene ciertos inconvenientes. En primer lugar, nos encontramos con la dificultad de sacar los espárragos, que habitualmente están pegados al colector, con el agravante que el que está ubicado junto al bloque motor no dispone de suficiente espacio para trabajar, lo que nos obliga a desmontar el colector de escape. Si disponemos de herramientas específicas, como un extractor de espárragos lo podemos intentar siempre que el espacio de trabajo nos lo permita. Si tenemos suerte, el espárrago saldrá íntegro de su alojamiento; en otros casos se partirá quedando la parte roscada en el colector, por lo que deberemos perforarlo y sacarlo con un extractor de rosca inversa; soldando una tuerca al trozo de espárrago ó a las malas, realizar nueva rosca al colector. 
A estas alturas del trabajo, ya estaremos maldiciendo en arameo... 

En mi caso, no pude retirar el espárrago próximo al bloque, por lo que cambié las tuercas por unas nuevas. Al cabo del tiempo el problema se repitió. Investigando posibles soluciones, y teniendo en cuenta que a mayor superficie de contacto entre dos elementos roscados, menor es la posibilidad de aflojamiento (por aumento del rozamiento), decidí aumentar las espiras en contacto. La única posibilidad era comprar tuercas de mayor longitud y tornearlas para que un extremo de la misma pueda introducirse en el orificio del acople de hierro que forma parte del acople colector-escape. 


Al no conseguir tuercas de cobre más largas y con más espiras que las originales, utilicé tuercas de latón de 8 mm de diámetro interior y exterior hexagonal de 11 mm. Estas mismas tuercas las podemos encontrar en acero inoxidable, pero es mejor utilizar las de latón, lubricando la rosca con grasa de cobre para evitar que se peguen con el tiempo. Cuando las vayamos a comprar no debemos olvidar llevar una tuerca original para elegir una tuerca que tenga el mismo grosor de hilo. Aquí vemos las tuercas con las que vamos a trabajar:




Partimos de una tuerca de 30 mm de longitud, 8 mm de diámetro interior y exterior hexagonal de 11 mm. También podríamos usar una de 12-13 mm de medida exterior, aunque el rebaje sería mucho más laborioso.

La modificación que tenemos que realizar, la podemos hacer con un torno, ó de forma más artesanal, con una lima, ó piedra esmeril. 

Debemos lograr el siguiente resultado final: una tuerca de 20-21 mm de longitud, con un extremo rebajado de unos 9-10 mm de longitud que se introducirá dentro de la unión del escape, utilizando una zona roscada del espárrago que una tuerca normal no puede aprovechar, por estar oculta por la unión del escape. En la imagen vemos una tuerca de tamaño original y una modificada.





Antes de cortar la tuerca a su longitud final (20-21 mm) debemos comprobar que el extremo rebajado entra dentro del orificio de la unión del colector al escape, tal como vemos en la imagen siguiente: 




Al utilizar esta tuerca de mayor longitud, logramos un mayor número de espiras en contacto, y una mayor resistencia al par de apriete, por lo que entre ambos lograrán un apriete definitivo de esta unión, resistiendo las vibraciones y los cambios de temperatura sin aflojarse. 

Tras muchos meses de uso del vehículo, el problema no se ha repetido.

Bueno amigos!!! Espero que os haya gustado el "tuto" y que sea de utilidad para quien sufra este problema en el escape de su Smart. Nos vemos en el próximo tutorial....