Translate / Traducir

11 de enero de 2015

Desmontar colector de escape y turbo de Smart Fortwo 450 y Roadster.

Hola Smarteros!

Hoy vuelvo para traeros nuevo tutorial sobre el desmontaje del conjunto colector escape-turbo del Smart Fortwo 450 y Roadster.



Esta operación no la hacemos a menudo y algunos no la realizarán en toda la vida del vehículo. En algunos casos se presentan averías del turbo, ó lo que es más frecuente, fisuras del colector de escape ó la rotura de un espárrago del unión del colector al tubo de escape; situaciones que harán necesario retirar esta pieza para instalar una de recambio, enviar a reacondicionar el turbo, ó instalar nuevos espárragos roscados al colector.

Lo primero que tenemos que hacer para esta tarea es quitar el parachoques trasero. Basta quitar 7 tornillos torx para que esta pieza salga sin problemas.





Acto seguido retiramos la traviesa de aluminio que refuerza la zaga en caso de impactos, que está fijada con 6 tornillos torx.



Retiramos el tubo de escape, y ya tenemos un amplio acceso a la cara porterior del motor que nos permite acceder, no sin dificultades por el pequeño espacio de trabajo disponible,  a las piezas que tenemos que retirar antes de poder quitar el colector de escape.  



Hasta aquí todo es simple y sin dificultad. Ahora empieza lo más complicado de la tarea.

Pasos a seguir a partir de este momento: 

Aflojamos y desconectamos los dos tubos de aire del lado admisión del turbo. El inferior, que trae el aire desde el filtro, y el superior, que lleva el aire comprimido hacia el intercooler. No hace falta desmontarlos por completo. Del inferior desconectamos 2 pequeños tubos que están acoplados a presión, con cuidado para no dañar los pequeños acoples donde están fijados. 






Retiramos 2 pequeños tornillos que fijan el tubo de aire de entrada del turbo a la parte superior de la caja de cambios. No olvidéis volver a colocar el cable de masa que se fija en uno de estos tornillos cuando toque volver a montar.



Retiramos otros dos tornillos que fijan la wastegate al lado admisión del turbo. 



Retiramos los dos tubos de refrigeración del turbo (colocar una bandeja porque saldrá una buena cantidad de líquido refrigerante). Necesitaremos una llave de 17 mm para esta operación. El superior solo lo soltaremos del lado del turbo. El inferior lo retiraremos completamente para disponer de más espacio de trabajo. 




Retiramos los tubos de lubricación del turbo, que están unidos a la parte inferior del mismo con dos pequeños tornillos torx. 



Para tener más espacio para acceder a estor tornillos podemos descolgar previamente el soporte de los tirantes de las ruedas traseras. Aflojamos los dos tornillos sin llegar a quitarlos, ó quitamos solo el derecho para bajar parcialmente esta pieza y dejar más espacio de trabajo. 

Retiramos la varilla de la wastegate que está fijada por un clip, que sale haciendo palanca con la punta de un destornillador. 




Quitamos un pequeño tubo de goma  que une el lado admisión del turbo con la electroválvula bcs.



Si hemos llegado a este punto, nos queda los más simple, siempre que tengamos un juego de herramientas adecuado. Necesitaremos una llave de vaso de 11 mm con prolongadores y una unión articulada para poder llegar a tuercas de difícil acceso. 

Retiramos la sonda lambda y el tornillo que une la junta de escape al colector. 



Nos queda el último paso.

El colector está fijado por 8 tuercas de cobre de 7 mm de rosca, y exterior de 11 mm. Las dos de la derecha fijan también un tubo que conduce gases de escape, y que también debemos retirar por completo. 




Por el reducido espacio de trabajo, necesitaremos una carraca de pequeño tamaño, prolongadores y una unión articulada. Ocasionalmente estas tuercas se quedan pegadas al vástago, por lo que es conveniente aplicar previamente aceite wd40 para liberarlas, y recordar aplicar grasa de cobre cuando volvamos a montar las piezas para evitar que se queden gripadas al espárrago roscado. De todos modos alguna tuerca puede salir con el espárrago al estar pegada por el calor y el óxido de años de uso.





Si todo ha ido bien, sólo nos queda retirar el conjunto colector escape-turbocompresor y finalmente la junta de escape. A reparar ó cambiar toca. 

En mi caso retiré el colector de escape para cambiar un espárrago roscado que se había partido. Tras intentar sacar el trozo partido con un extractor, me tocó agujerear y volver a roscar el colector. 

Aprovechando que tenía el colector de escape en la mano, aproveché para regularizar los escalones e imperfecciones del proceso de fundido y mecanizado de la pieza, para favorecer el flujo de los gases de escape. Aquí os dejo unas imágenes del antes y después de este proceso. 







Cuando nos toque volver a montar no debemos olvidar colocar y ajustar todo lo que hemos quitado. Si no nos fiamos de nuestra memoria podemos hacer una lista del paso a paso cuando desmontemos, para poder utilizarla a modo de check list cuando montemos las piezas. De este modo estaremos seguros de no dejar ningún cabo suelto. 

La verdad que esta tarea es dura, principalmente por el pequeño espacio de trabajo, pero si tienes voluntad y las herramientas necesarias puedes realizar este trabajo con éxito y con la satisfacción de haberlo realizado con tus propias manos. 

Bueno amigos!!! Espero que os sea útil el tuto. En breve volvemos con más....