Translate / Traducir

27 de noviembre de 2014

Cambiar retenes de la caja de cambios de Smart Fortwo y Roadster.


Hola amigos!

Hoy volvemos con un nuevo tutorial para los manitas y aficionados a la mecánica: el cambios de los retenes de transmisión ó de caja de cambios de Smart.



Tras muchos miles de kilómetros ó años de uso, los retenes de la caja de cambios pueden empezar a transpirar aceite, ó a perderlo en cantidades significativas. En el primer caso no será urgente la reparación, pero no deberemos descuidar la revisión periódica del nivel de lubricante de caja. 
En el segundo caso, no debemos demorar el cambio de los retenes si queremos evitar averías de importancia por pérdida de lubricante de la transmisión. 

El cambios de los retenes es una tarea simple, aunque las operaciones previas necesarias para acceder a los mismos, sí requieren tiempo, trabajo y herramientas adecuadas.


Antes de iniciar la tarea debemos  asegurarnos de que disponemos de las herramientas necesarias y de los retenes de recambio de la medida apropiada.  

Lo primero que debemos hacer para trabajar con seguridad es montar el vehículo sobre borriquetas. 



Quitamos parachoques trasero para trabajar con más comodidad.



Acto seguido desmontamos las ruedas y los tirantes del eje trasero. Posteriormente quitamos el tornillo central del cubo ó maza de la rueda trasera que fija el extremo externo de la transmisión (palier), para poder retirar los mismos, y poder acceder finalmente a los retenes de la transmisión.









Una vez retirado los palieres nos queda una tarea sencilla pero delicada: utilizando un destornillador fuerte, hacemos palanca para tirar del reborde del retén viejo, sin temor a que se dañe ó deforme.  Es difícil que éste salga sin sufrir daños, ya que estará clavado firmemente en su alojamiento. 


Como vemos en la foto, debemos asegurarnos de hacer palanca en el reborde del retén y no en el reborde de aluminio de la carcasa de la caja de cambios que está un poco más profundo en el orificio de salida del palier. 

Tras retirar el viejo retén, nos queda lo más sencillo: montar el nuevo retén con suaves golpes en su perímetro utilizando un martillo de goma ó nylon, para no dañarlo, hasta dejarlo a nivel con el reborde de la caja.

Tras reemplazar los viejos retenes debemos repetir todo el proceso en orden inverso, sin olvidar ajustar todos los elementos mecánicos, revisar el nivel de lubricante de la caja y reponer en caso de ser necesario. 

Tras completar el montaje, sólo nos queda realizar un circuito de prueba, y comprobar la correcta estanqueidad de los nuevos sellos, para quedarnos con la tranquilidad de haber realizado un trabajo sin fallos.

Si todo ha ido bien, tendremos nuestro Smart preparado para recorrer otros tantos miles de kilómetros.

Como veis no es una tarea difícil. Solo requiere herramientas adecuadas, ganas y algunas horas de dedicación.

Espero que os sea de utilidad el "tuto". Cualquier duda, aquí nos encontramos... 
Un saludo y hasta la próxima entrada Smarteros!!!