Translate / Traducir

12 de abril de 2015

¿Que mantenimiento necesita el intercooler de mi Smart?

Hola Smarteros!
Hoy volvemos para comentar la importancia del mantenimiento del intercooler de nuestros pequeños coches.


El intercooler es un dispositivo intercambiador de calor (enfriador) que a veces confunden con el radiador del motor por estar ubicado en el mismo espacio, estando dotado también de un ventilador para forzar el paso de aire a través de las rejillas del mismo. A diferencia del radiador del motor, que trata de mantener la temperatura del líquido refrigerante dentro de unos márgenes óptimos de funcionamiento, el intercooler tiene por función, refrigerar el aire que llega al colector de admisión, tras ser comprimido por el turbocompresor, lo que aumenta la temperatura del mismo por la compresión, y también por las altas temperaturas a las que trabaja el mismo, al estar sometido al paso de los gases de escape.
¿Que importancia tiene la temperatura del aire que llega a los cilindros?

En resumen: la temperatura del aire es uno de los factores que modifica la densidad del mismo, lo que determina el volumen que este ocupa a una presión dada. A más temperatura, más volumen ocupa. A menos temperatura, menor volumen, lo que aumenta la cantidad de aire que aspira el cilindro en cada ciclo. Si aumenta el aire aspirado, aumenta también la cantidad de combustible, aumentando la potencia ó rendimiento del motor.
Por esto es importante mantener el intercooler limpio, para facilitar el paso del aire a través de las rejillas del mismo y obtener el mejor rendimiento posible. Periódicamente podemos soplar con aire comprimido desde el vano motor, ó desmontarlo para una limpieza más profunda, tanto por fuera como por su interior, que en los motores con algunos kilómetros, empieza a estar manchado de aceite procedente de los vapores que pasan a través de este dispositivo. No es recomendable lavarlo con hidrolavadora, porque la potencia del chorro de agua puede doblar las laminillas de los paneles difusores. Si lo lavamos con agua a presión, debemos hacerlo desde una distancia prudente para no dañarlo. 
Lamentablemente en el Smart Fortwo y Roadster, el intercooler está ubicado en el vano motor, en un sitio mal ventilado, poco favorable para obtener el máximo rendimiento de este dispositivo, pero debido al pequeño tamaño del coche y poco espacio disponible, no quedan muchas posibilidades para ubicarlo en otro lugar. En la versión Roadster Brabus este problema se resuelve utilizando un intercooler refrigerado por agua, dotado de su propia bomba y líquido independiente del circuito de refrigeración del motor.

Para los amantes de la personalización y potenciación,  existen el mercado intercoolers sobredimensionados para Smart Fortwo y Roadster que prometen una ganancia de 8-10 cv, a cambio de unos 450 euros. 


Os dejo el enlace del distribuidor: intercooler large s-mann
El flujo de aire a través del intercooler se produce por el propio movimiento del vehículo y cuando la temperatura del aire de admisión supera determinado valor, se dispara el ventilador que forzará la circulación de aire a través del mismo. Por este motivo podemos observar que este pequeño ventilador no funciona de forma permanente, y no depende de la temperatura del líquido refrigerante del motor.
En vehículos con motor frontal es posible reubicar el intercooler en una zona mejor ventilada e incluso reemplazarlo por otro de mayores dimensiones para mejorar su eficacia. En el Smart no disponemos de espacio para ubicar uno de mayores dimensiones, ni es viable ubicarlo en la parte frontal del coche para mejorar su ventilación. Alargar los tubos del sistema de admisión repercutirá negativamente en el rendimiento del motor. La única opción posible es montar un intercooler refrigerado por agua similar al utilizado en el Roadster Brabus y si mantenemos el intercooler original, diseñar un colector que coja el aire que circula bajo el vehículo y lo canalice hacia el intercooler.
En mi caso, aprovechando la ausencia del fondo plano de mi vehículo, he fabricado un colector en PVC espumado termomoldeable, que cumple esta función, aunque en la práctica es difícil evaluar su efectividad, ya que sería necesario registrar las temperaturas del aire de admisión, con el dispositivo colocado y sin el mismo, en similares condiciones ambientales y de de funcionamiento. En breve subiré algunas fotos del canalizador de aire.
Como vemos, cada pequeño detalle debe ser cuidado si queremos mantener el rendimiento del motor como el primer día, máxime cuando se trata de un motor de pequeñas dimensiones como el de nuestros coches.

Bueno amigos, espero volver pronto por aquí... Un saludo!