Translate / Traducir

11 de agosto de 2015

Mejorando la refrigeración del intercooler


Hola apasionados smarteros!

Hoy volvemos para comentar algunas mejoras logradas en la ventilación del intercooler de mi Smart Fortwo 450 Brabus, tras instalar un colector de aire artesanal.



Como en anteriores entradas hemos comentado, el intercooler es un dispositivo intercambiador de calor que tiene como misión refrigerar el aire de admisión, comprimido y calentado tras su paso por el turbo, para optimizar el llenado de los cilindros, y con ello lograr mayor rendimiento del motor.

Tanto en el Smart Fortwo como en el Roadster, el intercooler está ubicado en un sitio muy escondido y caliente del vano motor por lo que su ventilación y refrigeración no es de las más efectivas. Después de mucho investigar me decidí a fabricar de forma artesanal un canalizador ó un colector de aire que ayude a orientar el flujo del mismo  hacia la toma de aire del Intercooler. 
Inicialmente valoré otras opciones como instalar un intercooler de aire agua pero el espacio disponible no lo permitía, ni el coste lo justificaba.

Como todos los proyectos que van a requerir pruebas y modificaciones,  no podemos trabajar en el material definitivo, sino que inicialmente realizaremos la pieza y las pruebas piloto con cartón para que nos permita ir modificando la forma y tamaño de las diferentes partes del dispositivo y cuando ya esté presentado en su sitio y corregido todos los errores, realizar la pieza en el material definitivo.


El proyecto tenía como finalidad canalizar el aire que circula por debajo del vehículo y orientarlo hacia el intercooler. Para este trabajo yo me decanté por láminas de PVC espumado termomoldeable que te permite darle forma a las diferentes partes de la pieza con calor. Lo ideal para moldear el material sin quemarlo es trabajar con la pistola de aire caliente de temperatura regulable y hacerlo a unos 270° de temperatura. Si trabajamos con una pistola de aire caliente que no tiene temperatura regulable, debemos hacerlo desde unos 15 a 20 cm  de distancia calentando el material hasta lograr su moldeado.

La dificultad del trabajo estriba en que el espacio disponible es muy pequeño con multitud de obstáculos por lo cual es recomendable realizar el modelo inicial en cartón. No he pretendido hacer un tutorial ya que no he tomado las medidas de cada pieza que conforman el colector de aire debido a que las medidas iniciales han sufrido posteriores recortes y correcciones de forma, para adaptarlas al espacio disponible y para lograr una correcta orientación del flujo de aire. En mi caso he aprovechado que algún mecánico quitó el fondo plano posterior del vehículo y nunca más lo instaló, habiendo utilizado los soportes del mismo para sujetar el colector de aire.

La prueba dinámica ha dado buenas sensaciones, con valores de temperatura de aire de admisión de 46-47 grados con temperatura ambiente de 30 grados, en carreteras con bastantes pendientes y conducción alegre... En próximas salidas conectaré el ordenador y subiré los registros.

Os dejo un reportaje fotográfico desde los primeros pasos hasta su colocación definitiva en los bajos del coche. El modelo inicial en cartón, no era muy fotogénico, por lo que no está en el reportaje...






















Bueno amigos, espero que os guste el trabajo y el que se anime, que pregunte si necesita información sobre los materiales utilizados, forma de montaje, etc.

En breve volveremos con más....