Translate / Traducir

18 de diciembre de 2016

Reparar óptica trasera Smart Roadster, deteriorada por la humedad. (1ª Parte)

Hola Smarteros! 

Hoy inicio una nueva aventura con los tutoriales del Smart Roadster. 
Para empezar, intentaremos recuperar la óptica trasera derecha, que como todos los roadsteros saben, sufre un problema endémico, que es la entrada de humedad y progresivo deterioro del espejado de la carcasa, que acaba afeando la estética del grupo óptico, y por otra parte, la misma humedad termina afectando a los portalámparas, provocando la corrosión de los contactos. 

Aquí vemos el estado de las ópticas traseras izquierda y derecha.






La solución más fácil, es reemplazarla por una óptica nueva, pero no es un recambio económico, por lo que intentaremos recuperarla tanto estética como funcionalmente. 

¿Porqué solo se afecta la óptica trasera derecha? 


Solo sufre este problema la óptica derecha, porque el origen del problema, es un fallo en la unión del plástico incoloro de la marcha atrás, que se despega del resto del panel, por un fallo del adhesivo.

¿Cual es el resultado de esta entrada de agua?

El deterioro del espejado de la carcasa, ya que se trata de una pintura que no soporta la exposición a la humedad ni a los roces. Tampoco es posible protegerla con una capa de laca, porque no es compatible con las mismas. 

El primer paso de este tutorial, no tiene secretos. Para sacar el grupo óptico, solo debemos retirar un tornillo que veremos al levantar el portón posterior, y tirar suavemente hacia fuera de la óptica para desencajarla de unas pestañas que la mantienen en su sitio. Girando 1/8 de vuelta hacia la izquierda los portalámparas, podremos retirarlos de su alojamiento. Tenemos ya la óptica en nuestra mano. Empieza lo más complicado. Separar la carcasa, del policarbonato de la óptica.

Primer intento: utilizando un pequeño destornillador de precisión, fui realizando palanca y despegando el panel de policarbonato, hasta que apareció la primera fisura en el mismo. Abandono esta opción. 




Segundo intento: con una pequeña jeringuilla fui introduciendo acetona por los bordes del panel de policarbonato intentando ablandar el pegamento. 
¿Resultado? Fracaso. La acetona derrite no solo el pegamento, sino también el policarbonato y el acrílico, arruinando la óptica. Nuevo abandono. 

Tercer intento: si por las buenas no es posible, lo haré por las malas, ya que la óptica está ahora fisurada y opaca por la acetona. Recurro a una herramienta eléctrica símil Dremel. No puedo fallar esta vez. Para el corte utilizaremos un disco metálico delgado, y siempre intentando cortar el plástico negro de la carcasa en su unión con el panel translúcido de policarbonato, inclinando el disco como lo vemos en la foto para no dañar de forma irreparable la óptica.





Aunque esta opción es muy drástica, no existe otra forma de separar las dos partes de la óptica, ya que están unidas casi por fusión de las dos partes. 

Una vez separadas las dos mitades, podemos ver la corrosión ocasionada por la humedad, y el deterioro del grupo óptico.





Pasamos a una nueva etapa. ¿Como podemos reparar este destrozo? 
Salgo a buscar materiales. En breve vuelvo y seguimos....
No os desconectéis que volveré para terminar el trabajo!!

Clica aquí para ir a la 2ª parte del tutorial